Crea tu propia fragancia

26 de marzo—2020

crea-fragancias

 

Ahora que pasamos todo nuestro tiempo en casa, es un buen momento para descubrir productos hasta ahora desconocidos como una nueva fragancia. Crear un aroma único no solo es divertido, también es algo que permanecerá contigo para siempre.

Los aromas personalizados capturan la esencia de cada uno. Nos permiten soñar y jugar con diferentes partes de uno mismo, sorprendiendo a aquellos que nos rodean con nuevas notas que asociarán a nosotros haciendo nuestra esa fragancia.

Crear un cóctel perfecto comienza experimentando con una crema corporal perfumada y sobre ella ir añadiendo nuevas fragancias, como tu perfume favorito o una nueva agua de colonia sobre la muñeca o el cuello. La clave es jugar y mezclar hasta dar con la combinación perfecta.

En este proceso no existen los aciertos o errores, pero sí unas pequeñas pautas a las que prestar atención.

  1. Comience por los aromas más potentes para que no predominen sobre las fragancias más ligeras.
  2. Apuesta por perfumes que tengan una nota profunda en común. Este será el aroma que hueles de inmediato.
  3. Juega con aromas opuestos, por ejemplo, una fragancia picante y una de vainilla.
  4. Una vez hayas experimentado, estás preparado para seguir aumentando el número de aromas con un tercero o incluso con un cuarto.

Crear un aroma personal se basa en buscar una emoción, logrando disfrutar en su proceso. En definitiva, el objetivo es crear algo que signifique algo para ti. Así nunca te equivocarás.