Sé tu propio chef

22 de abril—2020

Se ha demostrado que cocinar es una de las actividades más terapéuticas que existen. Relaja, divierte y se ha convertido en una entretenida forma de pasar más tiempo en familia.

Inspirados por la fotógrafa y estilista gastronómica Raquel Carmona, hemos decidido hacer una deliciosa receta con la que endulzar estos días.

Se trata de su esponjoso bizcocho de café. Un dulce perfecto para cualquier momento del día y una excelente manera de sorprender y decir te quiero. Además, su receta es muy sencilla y con ingredientes que probablemente todos tenemos en casa.

Se ha demostrado que cocinar es una de las actividades más terapéuticas que existen. Relaja, divierte y se ha convertido en una entretenida forma de pasar más tiempo en familia.

Inspirados por la fotógrafa y estilista gastronómica Raquel Carmona, hemos decidido hacer una deliciosa receta con la que endulzar estos días.

Se trata de su esponjoso bizcocho de café. Un dulce perfecto para cualquier momento del día y una excelente manera de sorprender y decir te quiero. Además, su receta es muy sencilla y con ingredientes que probablemente todos tenemos en casa.

 

Ingredientes:

 

125g o 1 taza de harina

4 huevos

150g o ¾ partes de una taza de azúcar

3 cucharadas de cacao en polvo

50ml o ¼ parte de una taza de café recién preparado

30g o ¼ parte de una taza de mantequilla pomada

1 rama de vainilla o 1 cucharadita de extracto de vainilla

1 cucharadita de sal

1 cucharadita de levadura en polvo

Azúcar glas para decorar

 

Elaboración:

 

  1. Precalentar el horno a 200ºC
  1. Preparar el café y reservar. Cortar la vainilla a lo largo y extraer las semillas.
  1. Poner los huevos, el azúcar, la sal y la vainilla en un bol. Una vez mezclados, coloca el recipiente al baño maría y bate hasta duplicar su volumen. Para acelerar el proceso utiliza unas varillas eléctricas.
  1. Una vez listo, retira del fuego e incorpora, batiendo poco a poco, el café y la mantequilla pomada hasta que queden perfectamente integrados. Agrega la harina tamizada, el cacao y la levadura química y mézclalo todo hasta conseguir una masa homogénea y lisa.
  1. Engrasa el molde en el que haremos el bizcocho y vierte la masa en él. Horneamos 45-50 minutos a 180ºC hasta que esté dorado. Para comprobar que está perfectamente hecho solo hace falta pincharlo con un tenedor o un palillo.
  1. Por último, sácalo del horno y déjalo enfriar antes de desmoldar. Una vez servido, decóralo con azúcar glas y cacao en polvo.

 

Si vives solo, esta puede ser una buena idea para hacer con amigos mediante una videollamada. Es importante consentirnos un poco.